330 S. Zang Blvd.

Suite 100, Dallas, TX, 75208.

214-941-9400

¡Llámenos hoy!

Horario de apertura

haga clic aquí

Home Servicios Periodoncia

Periodoncia

¿Notó que sus encías sangran cuando se cepilla los dientes o usa hilo dental? ¿Le duelen las encías o los dientes o ha notado que sus dientes comenzaron a moverse? Estos síntomas pueden ser signos de una incipiente enfermedad de las encías.

La enfermedad de las encías se origina cuando la bacteria dentro de su boca infecta los tejidos alrededor de las raíces de los dientes. A pesar de que los signos más comunes son el sangrado y el dolor de las encías, la enfermedad puede presentarse sin ningún síntoma. Si no se la trata puede causar la pérdida de los dientes y generar graves consecuencias para las encías y los huesos mandibulares. Estudios recientes también comprobaron la relación entre la enfermedad de las encías y otras afecciones como enfermedades coronarias y diabetes. La mejor prevención para esta enfermedad es el cepillado, el uso de hilo dental y las limpiezas profesionales de manera regular para quitar la placa y el sarro de sus dientes. En los casos en los que se detecta una enfermedad de las encías incipiente, es posible que necesite tratamientos periodontales avanzados. Ofrecemos una gama de tratamientos periodontales para prevenir y tratar el daño provocado por esta enfermedad.

Curetaje y alisado radicular

El curetaje y alisado radicular son tratamientos no quirúrgicos para la enfermedad de las encías. Funcionan al limpiar y alisar el diente hasta la raíz para quitar el sarro y alisar toda área de su diente donde haya riesgo de desarrollo de sarro o inflamación.Para hacer un raspado del diente utilizamos instrumentos especiales, similares a los que usa un higienista para limpiar sus dientes, para raspar el sarro y la placa y quitarlos de sus dientes. Es posible que usemos anestesia local para reducir el dolor. Para el alisado radicular se utiliza una herramienta especial que alisa las áreas de la raíz para reducir las probabilidades de que se desarrolle sarro y placa y para evitar que las encías se inflamen.

Preservación de la cavidad/los bordes

Cuando se extrae un diente, existe riesgo de que el hueso que rodea la cavidad vacía se encoja, causando una posible pérdida de la cavidad, cambiando la apariencia de sus encías o imposibilitando la colocación futura de un implante. Para evitar esto, preservamos la cavidad con un injerto de hueso u otro método de incremento del tejido óseo existente.

Injertos óseo

Si su tejido óseo se ha dañado por una infección o si necesita generar y fortalecer el hueso existente para apoyar sujetarle un implante dental, podemos reconstruir su tejido óseo con una injerto óseo. Cuando se realiza un injerto de este tipo, colocamos tejido óseo en el área que queremos reconstruir. Luego de unos meses su cuerpo absorberá el injerto óseo y generará un nuevo hueso alrededor de él, fortaleciendo el área.

Reducción de la profundidad de las bolsas

Cuando se deja que se desarrollen bacterias alrededor de la base de sus dientes, se pueden formar gradualmente pequeñas “bolsas” por la retracción de las encías. Con el tiempo, estas bolsas se pueden profundizar aún más e infectarse. Si esto sucede, es necesario “acortar” quirúrgicamente las bolsas para que las bacterias no ingresen en ellas.

Frenectomía

A veces el tejido conectivo entre el piso de la boca y la lengua, o entre su labio superior y la encía superior, puede ser demasiado corto o restrictivo, lo que puede causar incomodidad y dolor. Para aliviar este malestar, podemos quitarlo o alargar este tejido en un procedimiento que se llama frenectomía.

Injerto de encías

Si el tejido de sus encías se ha dañado por lesión, infección o cirugía, podemos recuperarlo injertando nuevo tejido de encías sobre el área dañada. También podemos utilizar injertos de tejido de encías para hacer mejoras estéticas para su boca, como reducir el largo de su corona.

Alargamiento de corona

El alargamiento de la corona es un procedimiento que se utiliza para preparar un diente que se restaurará con una corona, un relleno u otro tipo de restauración. A veces un diente se rompe cerca o por debajo de la línea de las encías o es posible que necesite una restauración que cubra parte del diente cubierto por la línea de las encías. En esos casos, el nivel de diente se reduce (exponiendo más su corona) para que podamos acceder a las áreas del diente que deben restaurarse.

Si sufre los síntomas de la enfermedad de las encías o si desea conocer más acerca de cómo puede aprovechar los beneficios del tratamiento periodontal, llámenos hoy.

ANEXO UN NOMBRAMIENTO PARA UNA CONSULTA.